martes, 8 de septiembre de 2009

El VESTIDO DE LA NOVIA




Vestido.Los vestidos de novia, al igual que ocurre con otros tipos de vestuario, tienen una influencia notable de la moda que se lleva en cada temporada. Los diseñadores y las casas de moda suelen marcar sus tendencias. Hay que elegir las formas y hechuras (escotes, cola, mangas, etc.) que mejor le sienten a su figura, siempre dentro del modelo que a usted le guste más o prefiera. En cuanto a los tejidos, hay que diferenciar un poco si es para una boda de verano o de invierno, aunque muchas novias optan por elegir su vestido sin tener en cuenta la época del año.
Para el invierno se suelen utilizar tejidos tales como: blonda, damasco, raso, micado, muaré, paño cibelina, terciopelo “chiffón”, otomán, etc. Para el verano puede elegir tejidos más finos tales como: organdí, gasa o muselina, organza, crepé, etc.
El color por excelencia es el blanco, pero tal y como indicamos anteriormente, los diseñadores suelen marcar sus tendencias, y suelen sacar en sus colecciones blancos rotos, marfiles, tonos cremas y otras gamas de colores diferentes al blanco.
Velo.
El velo, si se lleva, puede ser largo o corto, generalmente de tul o encaje. Como en el caso de los vestidos de novia las opciones son bastante diversas.
Zapatos.
Blancos, generalmente de medio tacón, ni planos ni de tacón demasiado alto, y pueden estar forrados de la misma tela que el traje de novia. Los más elegantes son los zapatos cerrados o casi cerrados en su totalidad. No obstante, como en todo el tema de vestuario, las opciones son muy diversas y el propio criterio de la novia es el que decide que zapatos lucir con su vestido.
Guantes.
No es una opción demasiado utilizada actualmente, pero aún hay novias que si gustan de lucir guantes con su traje de novia. Suelen ser de seda, nylon, encaje o algodón en verano y de gamuza o piel en invierno. Hay muchos tipos de modelos para elegir.
Ramo.
El ramo es una parte muy importante en todo el vestuario de la novia, y debe ir acorde al vestido elegido, deber ser cómodo de llevar y elegante, pues saldrá en la mayor parte de las fotografías de su boda. Las novias con poca estatura deben elegir un ramo pequeño, de poca caída, de flores no muy grandes que no le hagan un poco más pequeña. Las novias con mayor estatura pueden elegir ramos más amplios y con algo de caída, si lo desean, y puede utilizar flores más grandes en su composición.
Los dos ramos más utilizados son en cascada o bien el tradicional “bouquet” con un lazo en tul, por ejemplo. No obstante, los floristas están empezando a ofrecer combinaciones más modernas y atrevidas.
Las flores utilizadas para los ramos son de lo más diverso: tulipanes, caléndulas, jacintos, orquídeas, azucenas, jazmines, magnolias, narcisos, etc. casi tantos tipos de flores como existen en el mercado. Antes había una clara diferenciación entre las flores de otoño-invierno y primavera-verano, pero hoy en día, hay prácticamente todo tipo de flores durante todo el año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada